Té Sencha, el elixir de la juventud

té sencha

Tomar el té es una de las tradiciones japonesas milenarias que ha comenzado a extenderse por todo el mundo. Existen múltiples variedades dentro del té japonés pero, aquel que aporta más beneficios y que más propiedades medicinales tiene es el té sencha. Se trata de una infusión cuya producción alcanza un 80% del total de Japón. En nariz, los aromas más característicos de este té son las notas intensas a hierba fresca, con ciertos aromas marinos que nos trasladan a los platos japoneses con algas o pescado. En boca, destaca por sus toques dulces y florales que hacen de esta infusión una bebida muy ligera y fácil de digerir.

El color de este té es también muy peculiar, pues presenta un color amarillo verdoso debido a su forma tradicional de cultivo. Mientras que para producir gran parte de los tés se hace uso de procesos como la fermentación y el secado al sol, la elaboración de este té se basa en un proceso natural de secado a través del calor que emite el vapor de agua. De esta manera se conservan el color y las propiedades de sus alargadas y finas hojas.

Recomendado principalmente por su alto contenido en antioxidantes, esta infusión tan popular también se considera beneficiosa para fortalecer el sistema inmunológico y prevenir la aparición de enfermedades cardiovasculares como la diabetes o incluso para mejorar la salud de nuestro hígado. Asimismo, también es conocido como el ‘té de la juventud’, por su prevención de enfermedades degenerativas.

Este té, tradicionalmente llamado ‘el té de todos los días’, combina con moluscos, mariscos y pescado crudo. Igualmente, la mayoría de gente prefiere dejarlo para más tarde por sus propiedades digestivas, por ello es perfecto como acompañamiento a uno de nuestros postres más característicos, el daifuku de coco. Un acompañante inmejorable para poner broche de oro a una velada magnífica en Kōmori.

Comparte: