Koinobori, las banderas con forma de pez que celebran la felicidad de los niños

koinobori

Mañana sábado, como cada 5 de mayo, en Japón se celebra el Día de los Niños o ‘Kodomo no hi’. Se trata de una celebración ancestral en la que, principalmente, se muestra de respeto a la personalidad de los más pequeños de la familia y se celebra su felicidad. Para ello, las familias izan en casa unas banderas con forma de carpa llamadas koinobori y que a ojos del occidental se han convertido en uno de los iconos más curiosos de la cultura japonesa… sobre todo, porque son uno de los Emoji más usados.

Aprovechando el Día de los Niños, multitud de viviendas y edificios son decorados con banderas koinobori de llamativos colores desde finales de abril. Los padres muestran así el orgullo que sienten por sus hijos y la esperanza de que crezcan sanos y fuertes. Por eso, la iconografía no es causal: las banderas tienen forma de carpa ya que los japoneses asocian tradicionalmente este pez de río a la fuerza que deben realizar para nadar a través de la corriente.

Banderas koinobori ondean al viento en un hogar japonés.

Banderas koinobori ondean al viento en un hogar japonés.

Tradicionalmente, las banderas se cuelgan en el exterior de las viviendas y en grupo, con varias carpas al viento, cada una de un llamativo color. El tamaño varía en función del gusto y del espacio, y va desde unos centímetros hasta verdaderos espectáculos de color. Además, los montajes buscan representar a cada uno de los miembros de la familia, por lo que en familias grandes suelen realizarse montajes realmente curiosos y llamativos. De esta forma, el koinobori negro o azul representaría al padre y suele ser de un tamaño un poco más grande. El koinobori rojo representa a la madre y va seguido de otros azules y verdes que representan a cada uno de los niños. Dependiendo de la región, se coloca a continuación otras banderolas de colores diferentes, siempre intentando que el montaje sea lo más llamativo y divertido posible.

Comparte: